Dónde comer

¡Conoce algunos de los mejores lugares para comer en San Luis Potosí!

Image

CAFÉ CORTA’O

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Dolores eos soluta, dolore harum molestias consectetur.

Image

FORK

El lema de este rincón jarocho en la capital de San Luis Potosí es simple pero contundente: “Aquí se come rico y se toma un buen café”. No te dejes intimidar por la fila de personas que esperan mesa para desayunar en este templo del buen comer, pues los huevos abolengo –montados en un pan tostado y bañados en una crema de champiñones y queso manchego-, las enchiladas potosinas, las conchas rellenas de nata casera y el resto del menú valen totalmente la pena.

Image

CIELO TINTO

En este restaurante del chef José Leos también se va a desayunar abundante y sin restricciones, desde hot cakes y pan francés con Nutella –el consentido de los niños-, hasta huevos benedictinos bañados con salsa verde, molletes y chilaquiles con seis salsas diferentes. Ojo con el chile relleno ¡de chilaquiles!

Image

LA PIQUERÍA

Si buscas celebrar una noche especial, este lugar es el indicado. Dale una oportunidad a los burritos de pato en salsa de tamarindo, la crema de jitomate rostizado, los tacos de salmón adobado en chile guajillo y chile ancho, el filete a los tres quesos y los clásicos chiles ventilla, una receta que se disputan varias familias potosinas y que consiste en chiles anchos rellenos de queso asadero cubiertos con una mezcla cremosa de leche condensada, crema y paprika, un plato verdaderamente goloso.

Image

DRY MARTINI

¿Te apetece un trago bien hecho en la comodidad de tu hotel? La mejor opción, sin duda, es el Dry Martini dentro del hotel Conrad, la marca de lujo de los hoteles Hilton. Este bar surgió en Barcelona, España, se extendió a otras partes del mundo y fue el único bar español que durante siete años consecutivos estuvo en la lista de los World’s 50 Best Bars.

Image

DULCES COSTANZO

No puedes irte de San Luis Potosí sin una generosa bolsa de dulces y chocolates Costanzo. Esta famosa chocolatería fue creada por el italiano José Costanzo Navazzotti, que llegó a esta entidad en los años 20; al morir, su familia continuó con el negocio y estos chocolates ya forman parte del ADN de los potosinos.